Noticias

Inicio / Noticias / Utilizar el sol y el agua para electrificar Tanzania

Utilizar el sol y el agua para electrificar Tanzania

Fecha: 25/06/2024

Desde 2015, la AFD y la Unión Europea UE contribuyen a la descarbonización de Tanzania, que sigue dependiendo en gran medida de los recursos fósiles. Pero tiene un potencial considerable en cuanto a energías renovables. A principios de este año, el país alcanzó un hito importante al colocar la primera piedra de la central solar de Shinyanga, en una ceremonia que podría marcar el comienzo de una nueva era energética.

La ceremonia oficial celebrada en Tanzania el 14 de marzo brindó la oportunidad de presentar dos grandes proyectos apoyados por la AFD y la UE, que contribuyen a la transición energética del país: la central solar de Shinyanga y la central hidroeléctrica de Kakono.

Tanzania, con sus excelentes recursos solares, eólicos e hidroeléctricos, está intensificando la diversificación de su abastecimiento energético para aumentar su producción de energía. Para 2025, la compañía nacional de electricidad, TANESCO, prevé una mezcla de 40/60 de producción de energía renovable y convencional, en un contexto de aumento de la demanda (entre un 6% y un 10% de demanda adicional al año en los últimos años).

Instalaciones clave

Para apoyar a Tanzania, dos proyectos innovadores se beneficiaron de estudios de viabilidad y de impacto ambiental financiados conjuntamente por la UE y la AFD, a través de los mecanismos ARE Scale up y SE4ALL.

Estos mecanismos son "esenciales para un donante como la AFD", afirma Céline Robert, Directora de la AFD en Tanzania. "Nos permiten financiar estudios sobre cuestiones clave y entablar un diálogo con la UE desde las primeras fases del proyecto. En el caso de la presa de Kakono, este diálogo condujo a la movilización de una subvención de 36 millones de euros de la UE para apoyar a TANESCO en la aplicación del plan de gestión medioambiental y social. Dada la envergadura del proyecto, habría sido mucho más complicado para la AFD comprometerse con él sin el apoyo de la UE".

En concreto, se espera que la central hidroeléctrica de Kakono, de 87,5 MW, suministre energía a bajo coste a unos 4 millones de personas, apoyando así el crecimiento económico de la región del extremo noreste de Tanzania. Gracias a la producción ininterrumpida de energía renovable, ahorrará 214.000 toneladas de CO2 al año en comparación con las emisiones de las centrales diésel existentes, al tiempo que mejorará la estabilidad y fiabilidad de la red eléctrica local.
Convertir los retos en oportunidades
El segundo proyecto, aún más ambicioso, es la primera central solar a escala industrial del país, situada en Shinyanga, en la región septentrional. La UE y la AFD han colaborado con TANESCO para evaluar la viabilidad técnica, económica, financiera, medioambiental y social de una central solar fotovoltaica de 150 MW. En última instancia, esta central será la mayor central solar jamás construida en África Oriental.
"Los préstamos de la AFD y las subvenciones de la UE van de la mano para financiar la preparación del proyecto, la ejecución de las obras y la supervisión", afirma Cédric Merel, Jefe de Cooperación de la Delegación de la UE en Tanzania, "reduciendo al mismo tiempo la carga que supone el reembolso de la deuda para el presupuesto nacional de Tanzania".
En términos más generales, afirma Cédric Merel, el compromiso de la UE en este país forma parte de la estrategia "Global Gateway", cuyo objetivo es construir infraestructuras sostenibles. "La UE promueve un 'Green Deal' cuya ambición es convertir los retos climáticos y medioambientales en oportunidades, y estimular el uso eficiente de los recursos. Esto significa avanzar hacia una economía limpia y circular, revertir la pérdida de biodiversidad, reducir la contaminación y, en última instancia, lograr la neutralidad climática."

Estudios para atraer inversiones
Los estudios de viabilidad tanto de la central hidroeléctrica de Kakono como de la planta solar de Shinyanga están resultando decisivos para la introducción de las energías renovables en Tanzania. Proporcionan información vital sobre la viabilidad de los proyectos y los posibles riesgos medioambientales y sociales. Además, contribuyen a crear una cartera continua de proyectos de energías renovables y a atraer inversiones privadas y públicas.
Como resume Céline Robert, "los dispositivos ARE Scale up y SE4ALL han financiado casi 2,8 millones de euros en estudios, lo que ha permitido a la AFD comprometer por sí sola 340 millones de euros para el despliegue de energías renovables y un mayor acceso a la electricidad en Tanzania".
"Nuestro objetivo, junto con la AFD y otras instituciones financieras internacionales, es lograr el mayor apalancamiento posible -el importe máximo de un préstamo por una subvención dada- para contribuir de forma significativa a la transición energética de Tanzania", afirma Cédric Merel.

Fuente: Agence Francaise de Developpement (AFD)

Otras Noticias
Covid-19 expone la brecha digital de África

  Fuente: Africa Business   Covid-19 has brought to light the vast digital divide between the developed world and the global South. Bridging this gap is essen...

España ha sido el segundo inversor en Marruecos durante el primer semestre de 2020

  Fuente: El Estrecho Digital   El flujo neto de Inversión Extranjera Directa (IED) recibida por Marruecos durante el primer semestre del año 2020 ha ascend...

Telecomunicaciones: El desarrollo de banda ancha y muy alta velocidad, una prioridad para 2023 (M. El Otmani)

FUENTE: CONSONEWS Según un comunicado de prensa emitido por la Presidencia del Gobierno, el Sr. El Otmani, que presidió el Consejo de Administración de la Ag...

La AECF lanza un fondo de innovación de 1,2 millones de dólares destinado a las energías renovables

Fuente: KBC Kenya´s watching The African Enterprise Challenge Fund (AECF) has launched a US$1.2 million (Kshs. 132 million) Innovation Fund to unlock the poten...